Aprendiendo de Negocios

18/7/13

Reestructuracion de Credito



La adquisición de una deuda puede ser por diversos motivos y estos están en función de obtener financiamiento ante una debilidad ó necesidad financiera, hay periodos en que suben los gastos ya sea de estudio, alimento, vestimenta u otros y se necesita capacidad monetaria para cubrirlos satisfactoriamente, a lo que optamos por utilizar la tarjeta de crédito o pedir un préstamo bancario, de tal modo que al adquirir una deuda obtenemos la capacidad de comprar las necesidades faltante y a cambio nos comprometemos a pagar una determinada cantidad monetaria por cierto tiempo hasta cumplir con un monto que será la suma del capital que se prestó más los intereses que cobre la entidad financiera por el beneficio.




Si bien los prestamos resultan contraproducentes para el solicitante, también dan capacidad financiera y comodidad de comprar artículos necesarios y de alto valor como un carro o una casa, difíciles de pagar en una sola exhibición, desafortunadamente la adquisición de una deuda pone en desventaja al solicitante que en caso de perder su trabajo, adquirir muchas deudas inconscientemente o tener que hacer pagos inesperados; pueden convertir los prestamos en compromisos difíciles de cumplir, cuando esto sucede se cae en un remolino en el que la deuda sube por no cubrir la cantidad correspondiente pactada con la entidad financiera y se comienza a cobrar intereses sobre los intereses; aumentando la deuda a niveles que resultan verdaderamente impagables y una burla al usuario. 

Afortunadamente las entidades financieras; que son principalmente bancos, comprenden que el usuario puede verse inmerso en situaciones difíciles, por lo que ponen ante este oportunidades de pagos como las reestructuraciones de deudas que funcionan bastante bien cuando se comienza con impagos de tarjetas de crédito y prestamos, las reestructuraciones de crédito ahorran una gran cantidad de intereses y otorgan un mayor tiempo de pago, obteniendo mejores condiciones para pagar y dando una mayor tranquilidad al usuario, el banco obtiene el beneficio de protegerse ante un futuro en el que el usuario decide dejar de pagar por su incapacidad monetaria y el solicitante obtiene la oportunidad de pagar bajo mejores condiciones.

El funcionamiento de la reestructuración de la deuda es muy simple, consiste en tomar el total del adeudo, congelarlo y pactar un nuevo periodo de pago que sea cómodo para el cliente, desafortunadamente esto en algunos casos también implica un nuevo cobro de intereses en función del nuevo tiempo negociado para pagar la deuda, aun así es una manera más eficiente de pago ya que se evitan los "intereses sobre intereses" y las comisiones por no pagar en el tiempo indicado, así se pueden cumplir con los compromisos y de preferencia tomar a los prestamos y las tarjetas de crédito como una última salida en el futuro.

Para pedir una reestructuración de tú deuda sólo necesitas llamar a tú banco, en cada institución financiera cuentan con un área especializada dónde te atenderá un ejecutivo y expondrá los beneficios y las formas en que la reestructuración de la deuda se puede llevar a cabo. Esto sólo se realizará si tú estás de acuerdo, pide al ejecutivo que te indique la cantidad a pagar por mes y el tiempo para hacerlo así como los intereses que se cobrarán por tal servicio y si existe alguna comisión por no cubrir a tiempo con el fin de estar completamente informado.

En algunos casos la institución financiera pedirá una carta de reestructuración de crédito, está es muy fácil de realizar, sólo hay que dirigir la carta a la institución donde se este pidiendo la reestructuración de crédito y explicar las razones por las cuales se está solicitando.


Ponemos un EJEMPLO DE REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA para comprenderlo mejor:


  • Supongamos que tengo una deuda de 10 000 dólares que no puedo pagar en mi tarjeta de crédito, así que sigo estos pasos para reestructurar mi deuda:
  1. Llamo a mi banco (el número se encuentra atrás de la tarjeta).
  2. Me atiende un ejecutivo y explico mi problema de impago.
  3. El ejecutivo analizará el caso y en base a eso me ofrecerá un plan de pago por un tiempo determinado.
  4. Pregunto al ejecutivo si se me cobrarán intereses por el servicio (supongamos que el 20 % en este caso práctico, recuerda que no todo el tiempo se cobran intereses, los intereses pueden variar dependiendo el banco y es una tasa de interés por cada año que se tarda en pagar).
  5. Elijo mi mejor alternativa, supongamos que pagaría 10 000 dólares + 2 000 de intereses por la oportunidad de pagarlo en un año, en pagos de 1000 dólares mensuales que comprendo son menos del 30 % de lo que gano y puedo pagarlos sin problema.
  6. Dedicarme a seguir este plan de pagos.

La reestructuración de la deuda permite no tener un historial crediticio negativo, pero la mejor precaución es gastar consientemente lo que podamos pagar inmediatamente el mes siguiente, si se tiene una deuda que se dejo de pagar, el banco seguramente contratara a una compañía recuperadora; la cual te ofrecerá pagar sólo una cantidad de lo que se debe, así el banco no tendrá un 100 % de perdida y permitirá recuperar una parte de la deuda debido a que una demanda de pago sería costosa y no segura. Si este es tú caso toma las precauciones para que no te engañen, guarda las cartas que se te envían dónde se establece cuanto es lo que se debe pagar para terminar. Recuerda leer las instrucciones para esto, ya que si pagas directamente la tarjeta se tomará como un pago y no como parte de la negociación. 


Artículos Populares